Crema de calabaza asada con coco by Iker Morán

Con las cremas de verduras ocurre algo curioso: o son la cosa más sosa del mundo o se convierten en una auténtica delicia. Conseguir lo segundo es tan sencillo como recurrir a ingredientes que potencian su sabor y dan un poco de alegría al plato. Y esta crema de calabaza con coco y curry es un gran ejemplo.

 

 

Ingredientes (para 4 raciones)

600 gr. de calabaza (ya limpia y asada)
200 gr. leche de coco
3 cucharaditas de curry en polvo
Sal y pimienta
Cilantro

 

Preparación

Prepararla es muy sencillo. Comenzamos abriendo la calabaza por la mitad, añadiendo un poco de sal y un poco de agua en la bandeja y horneándola a 160 grados durante 1h30 o 2 horas dependiendo del tamaño. Aprovechando las opciones del horno Panasonic, si no tenemos tanto tiempo, también podemos combinar la cocción con microondas y vapor, y terminar después con un golpe de horno y grill que ayudará a potenciar los sabores tostados.

Cuanto esté lista (la carne tiene que estar blanda y la superficie tener un color tostado), con la ayuda de una cuchara extraemos la pulpa si hemos horneado la calabaza entera. Necesitaremos unos 600 gramos para preparar 4 raciones de crema.

En la batidora de vaso de Panasonic colocamos la pulpa, los 200 gramos de leche de coco, tres cucharaditas de curry, sal y pimienta al gusto y trituramos en el modo especial para sopas calientes. La alta velocidad de la batidora no sólo conseguirá una crema muy suave, sino que también la mantendrá caliente, con lo que podemos tener los ingredientes fríos y reservados y prepararla en el último momento, para servirla directamente.

Dependiendo de la textura que queramos conseguir, podemos añadir más o menos leche de coco o incluso un poco de agua. Iremos probando siempre el punto de sal y de curry para adaptarla a nuestro gusto.

Y listo. Sólo queda servirla y añadir opcionalmente un poco de cilantro picado que le dará un sabor más refrescante y rico al plato.

Trucos:

- Podemos aprovechar y asar una calabaza entera. La carne que sobre, la reservamos ya asada y lista para usar en muchas recetas, incluidos bizcochos.

- Si no nos gusta el coco, podemos preparar la crema con leche, nata o leche evaporada, para que sea cremosa pero más ligera.

- Si queremos potenciar el punto exótico de esta crema, podemos añadir además del cilantro unos cacahuetes picados por encima, en lugar de los tradicionales crostones de pan.

 

 

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *