Rollitos de ensalada de arroz

La ensalada de arroz es uno de esos platos muy socorridos para el verano y que cumple con lo que se espera de una receta en plenas vacaciones: sencilla, resultona, fácil de llevar a la playa –o dónde sea- y que admite todo tipo de ingredientes.

Ingredientes

  • 140 gr. arroz
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento
  • 10 tomatitos
  • 2 pepinillos en vinagre
  • 1 lata atún en conserva
  • 4 o 5 anchoas en aceite
  • Mahonesa
  • Salsa picante
  • Aceitunas negras
  • Lechuga

 

Preparación

En este caso vamos a dar una vuelta a la tradicional ensalada, jugando un poco tanto con la presentación como con lo que acompaña al arroz y la salsa. De entrada, vamos a usar arroz salvaje, que le da un punto diferente al resultado final.

Cocerlo es igual de sencillo que el arroz blanco normal. Lo lavamos, ponemos en la arrocera de Panasonic y añadimos el doble de cantidad de agua. Ponemos en marcha la arrocera y vamos preparando el resto de ingredientes. Estará listo en unos 20 minutos, aunque ya sabéis que lo puede mantener caliente durante muchas horas sin que se pase.

 

En este caso vamos a jugar con conservas de pescado (bonito y anchoas, que potencian el sabor) y verduras crudas y encurtidos, que le dan un punto crujiente y refrescante a la ensalada. Lavamos y picamos la zanahoria, los tomatitos, el pimiento, las aceitunas negras y el pepinillo.

Por otro lado, seleccionamos unas hojas grandes de lechuga –tipo “maravilla”, por ejemplo- las lavamos y escurrimos bien y las cortamos dándole forma cuadrada. La idea es conseguir algo parecido al alga que se usa para hacer los rollitos de sushi.

Mientras esperamos que se acabe de hacer el arroz y dejamos que se enfríe, preparamos también la salsa. En vez de una vinagreta, hemos optado por una idea muy sencilla: mahonesa con unas gotas de salsa picante, tipo Tabasco.

Cuando el arroz esté frío, mezclamos todos los ingredientes, el atún y las anchoas y removemos tras incorporar la salsa, que también servirá para ligar un poco la ensalada y ayudarnos a montar los rollitos.

Colocamos una pequeña porción de ensalada sobre las hojas de lechuga y enrollamos con cuidado. Partimos por la mitad para servir en raciones de bocado. Y si se nos destrozan no pasa nada, porque también podemos servir la ensalada sobre las hojas de lechuga abiertas y dejar que cada comensal se monte su propio rollito o simplemente use la hoja como una cuchara para la ensalada.

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *